<< Ver Todas las Noticias

La opción gasolera para el verano: lagunas con cabaña y pileta ¿Qué más se puede pedir?

Ya no están desoladas como antes. Ahora hay pequeñas ciudades a su alrededor.

Hace tiempo eran solo lugares para pasar el día, pero en el último tiempo se han vuelto destino de fines de semana largo y hasta de vacaciones cortas.

¿Por qué?

Poca nafta se necesita para llegar a ellas y ahora, alrededor de las mismas, hay cabañas con pileta que permiten que la estadía se prolongue más.

La provincia de Buenos Aires se encuentra salpicada por una cantidad interminable de lagunas que ofrecen la posibilidad de realizar deportes náuticos, salidas de pesca embarcados o bien, pasar el día en familia disfrutando de las bondades y de la tranquilidad que tanto en invierno como en verano brindan estos espejos de agua.

Muy cerca de la ciudad de Buenos Aires, se encuentran las lagunas de Chascomús, San Miguel del Monte, Lobos, Junín o la Salada Grande de Madariaga. Durante el invierno cada una de ellas asegura excelentes jornadas de pesca de pejerrey mientras que, en verano, se tornan ideales para pasar el día, acampar o bien alojarse en los nuevos complejos hoteleros, de cabañas y aparts.

Otras lagunas cercanas: Chasicó, las encadenadas de Guaminí, Trenque Lauquen y Pehuajó, la albúfera de Mar Chiquita, la Brava de Balcarce, la laguna de Sierra de los Padres (cercana a Mar del Plata) y la famosa Sauce Grande de Monte Hermoso.

¿Cuál es la tuya?