<< Ver Todas las Noticias

¡¡¡ Lo que va de Febrero 2019 ya superó en turistas a Enero 2019 !!!

En Febrero la situación parece distinta. Días de sol pleno y altas temperaturas lograron movilizar más gente

Eso que llaman la Costa

Las playas de la Costa Atlántica Bonaerense logran una armonía acertada entre los atractivos naturales y el continuo desarrollo turístico de las ciudades.

Mar de las Pampas, Mar Azul, Las Gaviotas y Cariló son las playas que más crecieron durante los últimos años y se posicionan como las más exclusivas de la costa. Algunas de ellas son elegidas por conservar la calma y resultan ideales a la hora de pensar en una estadía tranquila.

San Clemente del Tuyú, San Bernardo, Mar de Ajó, Costa del Este, Villa Gesell, Pinamar y la famosa Mar del Plata, tienen las playas tradicionales que desde hace años captan seguidores tanto en verano como en invierno. Claro que Villa Gesell y Pinamar siguen siendo las más elegidas por los jóvenes y adolescentes.

Los balnearios del sur -Necochea, Claromecó, Reta, Orense y Monte Hermoso-, además de presentar las aguas más templadas de la Costa Atlántica, también ofrecen distintas alternativas de recreación, hotelería, maravillosos amaneceres y puestas de sol inolvidables.

San Clemente, donde empieza el mar

A metros del lugar donde el Río de la Plata se une con el mar argentino, nace San Clemente del Tuyú, balneario emblemático y primera ciudad del denominado Partido de la Costa.

Con playas suaves y médanos limpios, rodeado de bosques y viveros forestados, San Clemente del Tuyú también cobija al gigante Mundo Marino, uno de los parques temáticos más grandes de Sudamérica.

Convertido en un clásico de las vacaciones de verano y de la costa argentina Mundo Marino es un oceanario turístico que permite conocer las distintas formas de vida que se observan en el mar; desde sus famosas orcas y delfines, hasta los divertidos lobos, elefantes y pinguinos.

Bahía Aventura es otro parque temático que funciona dentro del predio del faro San Antonio, que es otra opción para conocer y disfrutar de una naturaleza virgen donde predominan los cangrejales, las rías y sobre todo, la geografía única de la Bahía Samborombón.

El Centro urbano de San Clemente del Tuyú también resulta un atractivo, ideal para disfrutarlo en familia. Hotelería, restaurantes y prestadores para todos los gustos, ofrecen a los visitantes una variada oferta de servicios para conocer la ciudad durante los 365 días del año.

Pinamar, lujo, glamour y mucho mar

Clásico de la temporada de verano, Pinamar está ubicada a tan sólo 340 kilómetros de la ciudad de Buenos Aires y su corta distancia con la gran urbe logran que sea uno de los destinos más elegidos los fines de semana largos y feriados.

Su nombre es un fiel homenaje al esfuerzo de los primeros pioneros que llegaron a estos medanos vírgenes y comenzaron a forestarla pensando alguna vez en hacer de ese desierto un verdadero pinar.

Su gran bosque salpicado por chalets, complejos y cabañas, junto a su mar azul intenso, logran año a año convocar a los más jóvenes y aventureros que no cambian este balneario de la provincia de Buenos Aires por ningún otro; actividades náuticas, jugar al golf, la pesca embarcada de tiburones, caminatas por la playa…

Capaz de satisfacer todo tipo de demandas hoteleras y gastronómicas, la ciudad es elegida por las grandes marcas y famosos para mostrarse durante la llegada del verano.
Excelentes restaurantes, pubs y boliches logran armonizar las luces de la noche con el característico rugido de las olas del mar.

Los pagos de Don Carlos

Ubicada a sólo 350 kilómetros de la ciudad de Buenos Aires, la pintoresca y cálida Villa Gesell es una de las ciudades balnearias más importantes de la Costa Atlántica.

La frescura de la forestación, con todo tipo de árboles y plantas, le da un color verde maravilloso a las calles trazadas de manera asimétrica y ondulante, una marca registrada de este balneario de la costa.

Villa Gesell presenta playas amplias en la parte sur y el norte se caracteriza por la cantidad de pinos. El famoso Faro Querandí es uno de los atractivos turísticos más visitados. Y los médanos son los más elegidos por quienes aman las motos, jeeps y cuatriciclos.


El mar en el bosque

Bautizada por sus habitantes con el slogan de "ciudad sin prisa", Mar de las Pampas es hoy uno de los balnearios de la costa atlántica más elegidos para descansar y relajarse.

A tan sólo 8 kilómetros de Villa Gesell, esta pequeña aldea de mar presenta extensas playas protegidas por médanos naturales y la diversidad del bosque. Se trata de un lugar ideal para practicar todo tipo de actividades: cabalgatas, caminatas, yoga, sandboard, visitas al Faro Querandí…

A la hora de comer, tanto de día como de noche, Mar de las Pampas ofrece cocina de autor y platos tradicionales donde predomina “la pesca del día”. En todo momento se destaca la tranquilidad de este lugar en el mundo que decidió "elogiar la lentitud" y promover el lema “vivir sin prisa”.

Claromecó, el mejor lugar del mundo

Para muchos es así. Al sur de la provincia de Buenos Aires se encuentra este hermoso balneario bonaerense que limita con Reta y con Marisol, y entre los tres conforman el paraíso de la Corvina Negra que tiene su fiesta una vez al año logrando convocar a pescadores de toda Argentina.

Claromecó es ideal para ir de pesca y disfrutar con amigos en alguno de los paradores que miran en mar y por momentos nos hacen pensar en otro destino turístico más parecido al Caribe o alguno de los cuentos inolvidables del genial Ernest Hemingway.

Reta, distante a pocos kilómetros, es otro de los lugares cercanos a Claromeco que se vuelve perfecto cada verano, cuando turistas llegados de todas partes de Argentina tratan de relajarse y de estar en contacto con el mar y sus familias, para eso Reta es perfecto.

También a escasos kilómetros se encuentra Marisol, otro destino imperdible que antes de llegar a Bahía Blanca logra al igual que Pehuen-Có cautivar a cientos de turistas que aman la pesca y las playas largas, interminables, esas con las que todos fantaseamos alguna vez en la vida.

Y hay más....¡¡¡¡porque el mar guarda para cada persona una playa perfecta para cada uno !!!