<< Ver Todas las Noticias

#Villa Devoto. La casa de doña Tota y don Diego sufre el peso de la ley

Si Diego viviera esto que esta por pasar no lo hubiese permitido nunca. Qué loco es el mundo....

Maradona pudo torcer la historia y a fuerza de una voluntad inquebrantable y de un talento divino salió de Fiorito y llega a la cumbre del mundo.

Más allá de los excesos, de lo que esta bien o mal, fue un tipo agradecido con la vida y sobre todo con sus padres, a quién con su primer "pase" importante (de Argentino Juniors a Boca Juniors) les compró a Doña Tota y a Don Diego la casa de sus sueños.

Ubicada en el barrio porteño de Villa Devoto, se hablaba de que en su momento la casa costó un millón de dólares (de los de antes dicen los que saben) y luego de la muerte de sus padres, la casa (que sigue siendo hermosa) era habitada por algunos de los hermanos de Diego.

Para ser el único dueño de esa casa, en su momento Maradona compró a sus hermanos un departamento para cada uno y de esa forma la casa (aclaremos que el mismo la compro solo) quedaría para él y luego para sus descendientes.

Dalma y Gianinna Maradona le habrían comunicado a sus tías la noticia de que debían irse de la casa, que está a nombre de Diego, para que pase a sucesión y pueda dividirse entre los hijos del futbolista que falleció el pasado 25 de noviembre.

Así mismo hay un departamento en Mar del Plata que usaban los hermanos para veranear y que también debe venderse.

La famosa casa de Devoto en disputa está ubicada en donde vivían Doña Tota y Don Diego. Allí, Diego vivió parte de los mejores momentos de su carrera y de su vida personal.

Ubicada en Cantilo y Marcos Paz, la propiedad que el exfutbolista le regaló a sus padres también era el lugar donde se solía reunir con su hijo Dieguito Fernando.

La imponente casa de Villa Devoto es un doble terreno de 17,32 metros de frente y casi 45 de fondo y, según especialistas, valdría alrededor de 1 millón de dólares.

El día de la muerte del astro, el 25 de noviembre de 2020, la casa recibió la visita de varios admiradores del héroe del fútbol que dejaron velas y flores en el frente.​

La casa para todos los vecinos de Villa Devoto es la casa e Diego, de Maradona, y dicen algunos que de noche, cuando todo el mundo duerme y nadie hace ruido se escucha el sonido de alguién haciendo jueguito con una pelota de fútbol.

¿Será verdad?