<< Ver Todas las Noticias

Cerca de los 100 años. Date una vuelta por la Munich

Actualmente funciona la Dirección General de Museos de la Ciudad.

Nació en 1927.y desde su apertura, siempre fue un edificio notable que lamentablemente sufrió un abandono junto a toda esta zona, que luego fue puesta en valor y hoy es uno de los lugares mas hermosos que tiene nuestra ciudad de Buenos Aires.

La obra del arquitecto húngaro Andrés Kálnay en la Av. de los Italiano 851, fue un clásico símbolo de la opulencia de la alta sociedad porteña de aquellos años, visitado por personalidades emblemáticas argentinas: Alfonsina Storni, Alfredo Palacios, Juan Manuel Fangio, entre tantísimos otros.

Es más, se cuenta que en el balcón cerrado de vitreaux se podía ver en ocasiones a Eva Perón. Incluso, en alguna oportunidad, resonó en el legendario salón la voz del mismísimo Carlos Gardel.

Durante tres décadas la Munich fue un lugar predilecto para entretenerse y relajarse. Sin embargo, a inicios de los '60 se comenzó a evidenciarse su decadencia y en 1966, la cervecería fue cedida a la empresa de telefonía estatal Entel, para establecer allí el Museo de Telecomunicaciones.

Entel realizó una serie de renovaciones en el edificio, destacando la inclusión de un puente que une el balcón cerrado central con lo que ahora son las oficinas. El mismo está decorado con motivos de pastores que peregrinan hacia el tradicional Oktoberfest.

El gobierno de Buenos Aires recuperó el edificio en el año 2002, y desde entonces funciona allí la Dirección General de Museos, que coordina una red de más de 130 instituciones culturales porteñas.

Es, además, la sede de la fiesta de cierre de la Noche de los Museos, en la que los mismos abren sus puertas entre las 19 y las 2 de la madrugada, y se festeja todos los años durante el mes de Noviembre.