<< Ver Todas las Noticias

Nevada histórica en Buenos Aires...¿puede pasar otra vez?

¿Volverá a pasar? Tenemos ganas que así sea....aunque después pidamos a gritos que salga el sol

Hoy hace frío y cada vez que hace frío nos volvemos a hacer la misma pregunta....

¿Volverá a nevar en Buenos Aires?

Todos los inviernos y sobre todo cuando vuelve el frío a ser protagonista, nos volvemos a formular la misma pregunta.

Año a año, invierno a invierno nos preguntamos si volverá a nevar otra vez en Buenos Aires, y aunque todos queremos que así sea (por lo menos la mayoría y quién les escribe) es el Servicio Meteorológico el que nos vuelve a traer a la realidad y nos dice....falta frío, puede ser, muy circunstancialmente entre tantas respuestas escuetas que nos da ante tanta esperanza por parte de nuestro lado.

La famosa nevada llegó justo, ni un día más ni un día antes, para el 9 de Julio de 2017, cuando los porteños estaban de fiesta para celebrar otro Día de la Independencia, pero esta vez con una escenografía impensada: nieve por todos lados.

La mañana fue helada, logrando que varias ciudades del interior amanecieran blancas, y el frío comenzó a bajar las temperaturas a tal punto que no daban ganas de salir de las casas.

La nevada histórica, algo que no ocurría en Buenos Aires desde el 22 de junio de 1918, comenzó y desde ese momento nada fue igual.

El 9 de Julio casi siempre logra que los lugares patrios como El Cabildo o la Plaza de Mayo se llenen de visitantes y de vecinos de la ciudad que rememoran la historia de nuestra querida Argentina, pero el 9 de Julio de 2007 logró que los porteños se acercasen a la 9 de Julio para festejar la llegada de la nieve y así el Obelisco se convirtió en el escenario menos pensado para que todos se encuentren. Verlo nevado fue algo impensado.

La historia dirá que los especialistas del pronóstico del tiempo y los del Servicio Meteorológico Nacional (SMN) explicaron que “en términos técnicos, la temperatura debía descender aún más para hablar correctamente de nieve”, como dicen ahora cuando volvemos a preguntar si va a nevar.

Lo cierto es que a lo largo de todos los partidos del Gran Buenos Aires y en cada barrio de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires la gente salió a las calles a disfrutar y fotografiar para siempre la caída de “copos blancos”, que regalaron postales y vivencias parecidas a las que se viven en la Patagonia cuando llega la nieve.

Las primeras nevadas llegaron del interior. Los pueblos y ciudades del norte de la provincia de Buenos Aires comenzaron a vestirse de blanco. Más tarde, la nieve rodeo la Capital y otras localidades vecinas incluso nuestro “delta”, comenzaron a “ponerse blancas” y la inminente llegada de la nieve avanzaba de boca en boca.

A media tarde —cuando la sensación térmica llegó a -1,4°— empezó a nevar y con mucha fuerzo alrededor de las 20 horas, mientras que a las 21 horas, se produjo la térmica más baja con – 3 grados.

Lentamente, Buenos Aires se vistió de blanco y en estos días el frío polar que afecta el país otra vez nos hace pensar en la inminente llegada de la nieve. “Esperanza blanca” podría decirse y es un sueño que quizás se haga realidad.