Centro

Buenos Aires tiene corazón y de noche late distinto. La famosa Calle Corrientes, de corridas diurnas, oficinistas y ritmo desenfrenado de gran ciudad se convierte, al bajar el sol, en refugio de solitarios, intelectuales, cinéfilos, estudiantes y espectadores de todo lo que haya para ver. El Centro es mágico. Sus teatros albergan a las estrellas, las librerías detienen el tiempo sólo para que uno pueda curiosear mejor ese libro que siempre tuvo ganas de leer pero al que nunca se le animó. El Obelisco es el ícono porteño por tradición. Al igual que los bares y sus mozos. Ese aroma a cortado y a tostado mixto de cada mañana. Los cafés son verdaderos templos, religiones para toda la vida en las que Discépolo juró haber aprendido “filosofía, dados, timba, y la poesía cruel de no pensar más en mí”.

Imágenes de Centro

Ver Todas >>

Noticias de Centro

¿Por qué siempre se vuelve a la pizza...?

Sigue siendo para muchos la mejor comida que inventó el hombre. Lo que empezó siendo un pan condimentado hoy es lo mejor que nos pasó...

¿Por qué siempre se vuelve a la pizza...?

Sigue siendo para muchos la mejor comida que inventó el hombre. Lo que empezó siendo un pan condimentado hoy es lo mejor que nos pasó...

¿Por qué siempre se vuelve a la pizza...?

Sigue siendo para muchos la mejor comida que inventó el hombre. Lo que empezó siendo un pan condimentado hoy es lo mejor que nos pasó...

Ver Todas las Noticias de >>