<< Ver Todas las Noticias

La Noche de las Librerías cada vez gana más seguidores

Y cada día que pasa gana más seguidores. ¿Por qué? Porque la lectura es más fuerte.

No hay nada más lindo que leer y, para los que leen, no hay nada más lindo que recorrer librerías. Imaginate que la Calle Corrientes (en realidad la Avenida) se transforme en una librería gigante con mesas temáticas con escritores, con cafés que van a permanecer abiertos hasta que salga el sol y con miles de lectores caminando sin apuro.

¿Es posible? Sí, y de esto trata la Noche de las Librerías, que desde hace años sigue siendo uno de los eventos más importantes elegidos por los porteños para tomar la calle, al igual que sucede con La Noche de los Museos, otro de los grandes aciertos de la agenda cultural porteña.

Escritores y músicos coparon la calle Corrientes, desde Junín hasta Libertad, para participar de actividades que se llevaron a cabo el día 10 de marzo. Y fue un éxito total. Así se llevó a cabo una nueva edición de La Noche de las Librerías y logró convocar a miles de personas que comenzaron a revisar libros, comprarlos, escuchar a sus escritores... Todo comenzó a caer el sol (tipo 18 horas) hasta altas horas de la madrugada.

En esta edición se creó el "Espacio Librero", un lugar perfecto para que otras librerías clásicas de la ciudad puedan estar en el evento, así es que librerías de barrio (algunas muy conocidas) formaron parte también de este singular encuentro en el centro porteño de la Ciudad de Buenos Aires.

La Noche de las Librerías fue (como sucede desde las últimas veces) un éxito que volverá a repetirse en Marzo del 2019, y que logra en cada edición generar actividades pensadas para que distintas generaciones puedan disfrutar del evento en familia.

Espacios de juegos para chicos, búsqueda del tesoro, charlas junto a referentes del mundo narrativo, ciclos de poesía, intervenciones artísticas, experiencias literarias en vivo, jam de música, talleres de encuadernación, actividades con ilustradores e intervenciones de muralistas entre otras.

Y por supuesto, muchos libros, ya que gracias a ellos la gente disfrutó de la "Calle Corrientes", una de las avenidas más hermosas e históricas que tiene la siempre vigente y hermosa Ciudad de Buenos Aires.