<< Ver Todas las Noticias

¿Qué simboliza el puma de Parque Chacabuco?

¿Hubo pumas en Parque Chacabuco? ¿Qué cuenta la historia?

Dicen que la sacó el intendente Cacciatore...

El 31 de Julio de 2001, exactamente a las 14,45 hs. volvió apoyar sus patas en el viejo Parque Chacabuco el recordado y añorado “Puma” –o Yaguareté” según la denominación oficial–, luego de veintisiete años de ausencia.

Ubicado originalmente en los jardines que se abrían a continuación de la fuente luminosa, siguiendo por la entrada de Asamblea y Emilio Mitre –donde hoy se encuentra la fuente rectangular, era ésta la escultura que más atraía a los pequeños, ya que despertaba en su imaginación las voces, los olores y las aventuras de la selva.

Esa fue la idea, pero parece que al intendente Cacciatore (el que trajo las autopistas y oh casualidad, las hizo doblar ante la Iglesia La Medalla MIlagrosa) no le gustaba y no le encontraba fundamento, así que mando a sacarla y la misma obra estuvo deambulando de acá para allá por los bosques de Palermo, por el Botánico y por distintos talleres de la Muncipalidad.

Hasta que un día volvió a su habitat...

Su escultor fue Emilio J. Sarniguet, nacido en Buenos Aires el 26 de junio de 1887 y muerto en la misma ciudad el último día de febrero de 1943.

El artista inició sus estudios en la Academia de la Sociedad Estímulo de Bellas Artes y los prosiguió en París, pensionado por el Jokey Club de Buenos Aires, en 1907.

Concurrió al Salón de los Artistas Franceses, en 1910-1913.

Regresó a Buenos Aires y obtuvo el Primer Premio en la Exposición de Artes Decorativas de 1924 y Primer Premio en el Salón Nacional de 1925 con “La comida de las fieras”.

Figuró en la exposición “La pintura y la escultura de este siglo, Buenos Aires, 1952-53”. Su “Gaucho resero”, exhibido en 1932 a la entrada del Palacio de Bellas Artes, se encuentra hoy emplazado en Mataderos. Se dedicó con preferencia al género animalista.

Si accedió a la figura humana lo hizo con una integración impuesta por algunos temas, cuyo motivo principal es siempre el caballo, elemento éste de su predilección plástica.