<< Ver Todas las Noticias

No hay como una grande de muzzarella

Las mejores pizzas del mundo están en Buenos Aires. De eso no hay dudas

La historia de la Pizza

Podría decirse que la historia de la pizza comienza cuando el hombre mezcla por primera vez el harina con el agua dando lugar así a “hacer la masa” como se conoce popularmente a este oficio milenario.

Muchos autores afirman que la pizza, tal y como se conoce en la actualidad, procede de la ciudad de Nápoles (Italia) y aparece como plato popular entre los napolitanos en algún momento del siglo 17 (se cree que fue a mediados del 1600 aproximadamente).

La pizza era un alimento humilde y su composición era muy similar a la actual: Un gran pan amasado con forma de círculo al que se condimentaba con distintas especies y vegetales y al que se le comenzó a incorporar queso para hacerlo más rico y gustoso.

La idea rápidamente se popularizó entre los napolitanos y pueblos cercanos, y se extendió por toda Italia, logrando que rápidamente cada ciudad tenga su propia pizza y obviamente el protagonismo de la creación.

Lo cierto es que este tipo de panes planos y circulares se fueron dando al mismo tiempo en distintos lugares del planeta y muchos sostienen que se debe a la inmigración constante de los italianos por el mundo.

Otros en cambio dicen que durante los períodos de guerra, los soldados fueron pasando de generación en generación los saberes que obtenían de los pueblos que iban conociendo y conquistando, y entre esta sabiduría estaba preparar “la pizza en cuestión de minutos”

Junto con la hambuerguesa, la Pizza es hoy una de las comidas internacionales que ha trascendido fronteras y muros, logrando que todo el mundo, por lo menos una vez en al vida, haya probado una porción.

En Buenos Aires, la grande de muzzarella es parte del ADN de cada porteño y aquí te presentamos algunos lugares imperdibles para que disfrutes la tuya. Con muzzarella, cebolla, jamón o morrones, solo hay que acercarse al mostrador y solicitar el corte de este bello tesoro.


Algunas pizzerías imperdibles

Ubicadas en su mayoría en el centro porteño, pasan a ser verdaderos atractivos turísticos luego del mediodía. Cada una tiene su historia, sus mozos, sus anécdotas y por supuesto, sus seguidores incondicionales. Aquí te proponemos 3 imperdibles…

# El Cuartito:
Elegida por el mejor jugador de fútbol de la historia, Diego Maradona y por el tenista que logró la primer Copa Davis para Argentina, Juan Manuel del Potro, El Cuartito es un clásico de Buenos Aires. Traspasar sus puertas es como entrar a un pequeño museo cuyas paredes se recubren de camisetas y banderines autografiados de los más destacados comensales que pasaron por el lugar. (El Cuartito: Talcahuano 937)

# Las Cuartetas:
Protagonista de la calle Corrientes y de los teatros de revista, Las Cuartetas es un clásico de Buenos Aires. ¿Qué vedette o capocómico no termino en la madrugada comiendo pizza en alguna de sus mesas? Con sus tres variedades: pizza al molde, media masa y a la piedra, Las Cuartetas, sigue, junto al paso de los años siendo un verdadero templo para llegar a la grande de muzarella. (Las Cuartetas: Avenida Corrientes 838)


# Banchero:
Comenzó en el barrio porteño de La Boca y llego al centro porteño con un local que para su época fue un lujo, logrando traer la mística de Quinquela Martín a metros del Obelisco porteño. Hoy, ni bien comienza a calentarse la mañana de un día normal, desde la esquina de la Avenida Corrientes y Talcahuano, comienza a respirarse un aroma inconfundible. Una placa cuenta que ha logrado el mérito de “Sitio de interés cultural” por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. (Banchero: Avenida Corrientes 1300)