Pinamar

Clásico de la temporada de verano, Pinamar está ubicada a tan sólo 340 kilómetros de la ciudad de Buenos Aires y su corta distancia con la gran urbe logran que sea uno de los destinos más elegidos los fines de semana largos y feriados.

Su nombre es un fiel homenaje al esfuerzo de los primeros pioneros que llegaron a estos medanos vírgenes y comenzaron a forestarla pensando alguna vez en hacer de ese desierto un verdadero pinar.

Su gran bosque salpicado por chalets, complejos y cabañas, junto a su mar azul intenso, logran año a año convocar a los más jóvenes y aventureros que no cambian este balneario de la provincia de Buenos Aires por ningún otro; actividades náuticas, jugar al golf, la pesca embarcada de tiburones, caminatas por la playa…

Capaz de satisfacer todo tipo de demandas hoteleras y gastronómicas, la ciudad es elegida por las grandes marcas y famosos para mostrarse durante la llegada del verano.
Excelentes restaurantes, pubs y boliches logran armonizar las luces de la noche con el característico rugido de las olas del mar.